viernes, 19 de mayo de 2017

Así aparecieron las primeras células vivas en la Tierra, y no eran de origen divino


Los investigadores han descubierto que unas gotas "químicamente activas" en el caldo primigenio que existía en la Tierra pudieron evolucionar hasta convertirse en las primeras células vivas.



Un equipo de físicos y biólogos alemanes ha descubierto un sencillo mecanismo que podría haber permitido que unas gotas líquidas simples evolucionaran hacia convertirse en células vivas dentro del caldo primigenio de la Tierra. Los investigadores publicaron los resultados de su trabajo en la revista 'Nature'.
Cuando se investiga el origen de la vida siempre surge una pregunta central: ¿cómo surgieron las primeras células a partir de los precursores primitivos? ¿Cómo estos precursores, conocidos como 'protocélulas', pasaron a tener vida?
El bioquímico ruso Alexánder Oparin, el primero en proponer la existencia de un caldo primigenio caliente que sirvió de fuente para los primeros comienzos de la vida, sugirió en 1924 que estas protocélulas misteriosas podrían haber sido unas gotas líquidas.  
Según su teoría, estas se constituyeron en unos recipientes sin membrana formados naturalmente que concentraban productos químicos y por lo tanto alimentaban reacciones. Pero ni él ni nadie más logró explicar cómo estas gotas simples podían haber proliferado, crecido y evolucionando hasta convertirse en las primeras células vivas.

Gotas convertidas en células 

Ahora, un nuevo trabajo de David Zwicker con investigadores de la Sociedad Max Planck (Alemania) propone otra explicación. Estos científicos estudiaron la física de pequeñas gotas "químicamente activas", que reciclan componentes químicos dentro y fuera del líquido circundante y descubrieron que estas gotitas tendían a crecer hasta alcanzar el tamaño de células y se dividían al igual que ellas.
Este comportamiento de "gotitas activas" difiere de las tendencias pasivas habituales de las gotas de aceite en el agua, que se agrupan en gotas cada vez más grandes y nunca se dividen.
Si las gotitas químicamente activas pueden crecer hasta un tamaño determinado y dividirse por sí mismas, esto "hace más plausible la idea de que hubo un surgimiento espontáneo de la vida a partir del caldo", explica el biofísico Frank Jülicher, uno de los autores de la investigación.
Este hallazgo puede ayudar a dibujar el posible escenario del comienzo de la vida si se explica "cómo las células hicieron hijas", declara David Zwicker, el autor principal del trabajo e investigador postdoctoral en la Universidad de Harvard. "Esta es, por supuesto, la clave si se estudia la evolución", añadió.

10 comentarios:

  1. Oparin o paron!!!
    Y como llegó a existir el "caldo primigenio"?
    Mira que primigenio es primera creación. Es decir alguien creo es caldo no digamos quien diseñó la . célula

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dalay poco apoco se sabra ya se empezó solo lo confirmaran

      Eliminar
  2. Esta muy bien la información que diste. Lamentablemente aun hay gente que piensa que un ser con una barita mágica lo hizo todo

    ResponderEliminar
  3. +algun dia los cietificos estaran deacuerdo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No. Los científicos nunca estarán de acuerdo y esa es precisamente la base del avance científico. El día en que todos los científicos estén de acuerdo, ese mismo día se morirá la investigación, ya que entonces no habrá nada mas que investigar. ese mismo día el ser humano dejará de aprender porque ya no hará ninguna pregunta mas que motive su mente ¿crees tu que llegará ese día?

      Eliminar
  4. ¿Por qué si Dios creo la naturaleza iba a proceder de forma antinatural e ilógica? Muchos científicos han dicho que lo que la ciencia encuentra es parte del proceso empleado por Dios.

    ResponderEliminar
  5. "¿Es Dios un ser artificial?

    ¿De dónde viene la idea de Dios?

    El hombre primitivo dispone de un momento para reflexionar y piensa: "Bueno, este mundo en el que me encuentro es interesante", y luego, dada su condición de fabricante de objetos tales como herramientas y lanzas, se plantea una pregunta aparentemente lógica, pero falaz y traicionera: "Entonces, ¿quién hizo esto?"

    Es una pregunta traicionera porque presume la existencia de un fabricante.



    Pero nuestro hombre primitivo sigue reflexionando: "Bueno, dado que sólo conozco a una clase de ser capaz de fabricar cosas, quien hizo todo esto debe ser parecido a mí, aunque mucho más grande, mucho más poderoso e invisible, y como yo soy el más fuerte en mi grupo, él es probablemente un macho".

    Y así tenemos la idea de un dios.

    Luego, dado que fabricamos cosas con la intención de hacer algo con ellas, el hombre primitivo se pregunta: "Si él lo hizo, ¿para qué lo hizo?"

    Ahora la trampa mental se cierra, porque el hombre primitivo piensa: "Este mundo se acomoda muy bien a mí, en él encuentro agua, alimento, refugio, todo lo que necesito", y llega a la ineludible conclusión de que quien lo hizo, lo hizo para él.

    Es como si un charco despertara una mañana y pensara, "Es interesante el mundo en el que me encuentro; estoy en un agujero en el que encajo perfectamente, ¡debe haber sido cavado para mí!"

    Debemos estar alertas ante esa tendencia natural.

    Vivimos en el fondo de un profundo pozo gravitatorio, en la superficie de un planeta cubierto por una delgada capa de gas que orbita a 150 millones de kilómetros de distancia de una bola de fuego nuclear. El hecho de que consideramos todo eso como normal, es, obviamente, una señal de cuan sesgada tiende a ser nuestra perspectiva" Douglas Adams

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excelente respuesta amigo Douglas. de lo mejor que he leído este año. Saludos

      Eliminar
  6. Para Dios un dia son miles de millones de anos. Dios vive en constante creacion, por eso el universo se sigue expandiendo.

    ResponderEliminar