lunes, 25 de septiembre de 2017

Hallan en una ciudad restos de un barco funerario que podría haber sido de los vikingos


Los especialistas estiman que la embarcación de 4 metros de largo permaneció debajo de la ciudad de Trondheim desde la Edad del Hierro o la temprana época vikinga.



Durante los últimos días de excavaciones en la Plaza del Mercado de la ciudad noruega de Trondheim, arqueólogos del Instituto Noruego para la Investigación del Patrimonio Cultural han encontrado restos de un barco de al menos 4 metros de largo. La madera no se preservó, pero los nódulos de óxido y clavos, así como la forma de la cavidad apuntan a que en ese lugar fue enterrado precisamente un barco.
La embarcación estaba orientada de norte a sur y contenía huesos, con lo cual los especialistas sostienen que en el interior había un esqueleto humano (aunque sin un análisis del ADN es imposible determinar al 100 % si los huesos eran humanos).
Además de los huesos, los arqueólogos hallaron una pequeña lámina de bronce, un pedazo de una cuchara y una parte de una llave de un cofre, entre otros objetos personales. Se estima que podrían remontarse al período entre los siglos 7 y 10.
El lugar donde desenterraron el antiguo barco está alejado del muelle actual y del fiordo, por lo que los expertos calculan que el barco funerario yace ahí desde la Edad del Hierro o la temprana época vikinga.

Detienen a la 'pareja caníbal' rusa que se comió hasta 30 víctimas desde 1999


Durante el registro de su domicilio los agentes de la Policía encontraron en el refrigerador siete paquetes con restos congelados de cuerpos y 19 fragmentos de piel muerta.



Un hombre y una mujer de la ciudad de Krasnodar, en el sur de Rusia, podrían ser responsables de haber asesinado a hasta 30 personas a las que posteriormente se comieron, informan medios locales citando a la Policía.
La Policía ha detenido a la pareja. Durante el registro de su domicilio los agentes encontraron en el refrigerador siete paquetes con restos congelados de cuerpos y 19 fragmentos de piel muerta. Por su parte, la pareja ha confesado que guardó en la nevera partes de algunas de las víctimas.
Los vecinos dijeron que siempre se percibía un olor a Corvalol —un sedante muy utilizado en Rusia— y a personas sin hogar procedente de la habitación de la pareja. Añadieron que todos sus intentos de averiguar el origen de los olores terminaron en escándalo.
El hombre fue detenido a principios de septiembre después de que los restos de una mujer fueran encontrados en el dormitorio militar donde vivía la pareja. Las partes del cadáver estaban en un cubo, según Mir24.
Anteriormente el 11 de septiembre, en una calle en la ciudad de Krasnodar fue hallado un teléfono celular que contenía fotografías inquietantes. En las imágenes se veía un hombre —aparentemente el sospechoso— fotografiado con las partes del cuerpo de una mujer desmembrada.
Según los informes, la pareja había estado secuestrando, asesinando y comiéndose a sus víctimas desde 1999.

domingo, 24 de septiembre de 2017

Un 'cazador de tesoros' halla en Alemania un resto del programa nazi para obtener la bomba atómica


Después de que el hombre llevara el objeto a su casa, la policía evacuó varias viviendas.



Bernd Thälmann, un 'cazador de tesoros' alemán de 64 años, encontró este viernes en la ciudad de Oranienburg, noreste de Alemania, un trozo de un material radioactivo supuestamente utilizado por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial para fabricar una bomba atómica.
El hombre llevó el material a su casa lo que desató en una alerta de seguridad que se tradujo en evacuaciones, informa 'The Daily Mail'.
El medio especifica que el jubilado halló el misterioso objeto con ayuda de un detector de metales cerca de una instalación de investigación secreta del Tercer Reich destruida por las bombas. Ya con el objeto en casa, Thälmann empezó a investigar por Internet para averiguar su origen y, cuando sospechó que el material podía ser radiactivo, llamó a la Policía, que acordonó la vivienda y la evacuó, junto con otras casas donde residen 15 vecinos. Especialistas con trajes protectores antirradiación determinaron con ayuda de un equipo especial que el objeto era, en realidad, radioactivo.
Los expertos se llevaron el trozo para analizarlos. Según 'The Daily Mail', los especialistas estiman que el objeto de uranio formaba parte del proyecto de bomba atómica nazi y que se dispersó en el campo después de uno de los bombardeos.
El jubilado es ahora objeto de investigación por poseer "sustancias radiactivas no autorizadas". El 'cazador de tesoros' se negó a revelar a la Policía el lugar exacto de su descubrimiento porque espera volver allí para efectuar otras expediciones.
Los fiscales aún no han decidido si presentarán cargos en su contra, señala el periódico.

sábado, 23 de septiembre de 2017

Hallan un animal troglodita de género totalmente desconocido


El 'Turkmenocampa mirabilis' mide apenas milímetros de largo, es pálido, carece de ojos y sus parientes más cercanos pertenecen a la clase de los artrópodos hexápodos.



Los científicos han hallado especímenes de un ser vivo que no se corresponde con ningún género animal antes conocido. Se trata de un troglodita 'mirabilis' y fue encontrado  en la cueva de Kaptarhana, en Turkmenistán, informa un estudio publicado en 'Subterranean Biology'. La primera criatura terrestre estrictamente subterránea registrada en ese país fue descubierta en cavidades al pie del monte Koytendag, una zona desértica que, según los expertos, podría albergar muchas otras especies desconocidas.
De acuerdo con los investigadores, la pequeña criatura, bautizada como 'Turkmenocampa mirabilis' -que significa 'maravillosa criatura de Turkmenistán'-, es de sólo unos milímetros de largo. Pálida y sin ojos, su aspecto es similar al de ciertos insectos y sus parientes más cercanos vendrían a ser los dipluros, una clase de artrópodos hexápodos también muy próximos a los insectos.
El 'Turkmenocampa mirabilis', afirman sus descubridores, no sólo representa una nueva especie, sino también un nuevo género o familia de especies.
"Lo que tenemos aquí no es sólo un nuevo organismo notable, sino también una asombrosa e inusual criatura que ha sufrido un largo viaje evolutivo para adaptarse al medio subterráneo de Asia Central", señaló uno de los autores del estudio, Alberto Sendra, de la Universidad de Alcalá (España).
"Son lugares como Kaptarhana los que pueden cambiar las cosas y darnos nuevas ideas sobre la riqueza de la biodiversidad, la historia evolutiva, la formación y el funcionamiento de los ecosistemas subterráneos de esta parte del mundo", afirmó Pavel Stoev, del Museo Nacional de Historia Natural en Sofía (Bulgaria).

viernes, 22 de septiembre de 2017

Un hallazgo inesperado en un cementerio medieval aislado desconcierta a científicos


Los arqueólogos barajan diferentes hipótesis, pero por el momento no pueden explicar el porqué de este misterioso ser enterrado.



Durante excavaciones en un sitio medieval de retiros religiosos ubicado en la pequeña isla Chapelle Dom Hue, en el canal de La Mancha, un equipo de arqueólogos de la Universidad de Oxford descubrió un extraño entierro que los dejó desconcertados.
De acuerdo con 'The Guardian', los especialistas encontraron los restos de una marsopa ―un mamífero marino similar al delfín― que parece haber sido cuidadosamente enterrada en su propia tumba alrededor del siglo XIV. El medio señala que al ver por primera vez en el cementerio un hoyo cuidadosamente cavado, los arqueólogos pensaron que contenía restos humanos. Sin embargo, lo que excavaron fueron distintos huesos y el cráneo del animal marino.
Los científicos por el momento no pueden explicar por qué en esa isla donde los monjes buscaban soledad, fue tan cuidadosamente enterrada una marsopa. Lo que se sabe es que en la época medieval estas criaturas se comían.
El arqueólogo Philip de Jersey sugiere que un monje pudo ocultar de tal manera el cuerpo del animal porque no lo debía tener. El cuerpo de la marsopa también pudo haber sido depositado en el agujero con sal para preservarlo.  
Otra hipótesis apunta a que este animal pudo tener un significado religioso para la gente que frecuentaba la isla, según 'The Guardian'. Para Philip de Jersey se trata del hallazgo más inusual de su carrera profesional de 35 años. "¿Para qué tomarse la molestia de enterrar una marsopa en lo que parece ser una tumba? Es una sorpresa maravillosa", indicó al medio.