Ir al contenido principal

Un hombre confiesa en una entrevista televisiva un asesinato que cometió hace 25 años


Tras su confesión, acudió al Departamento de Policía para proporcionar información sobre su participación en la muerte de un joven de 20 años.



Después de 25 años de silencio, un hombre confesó este martes haber estado involucrado en el homicidio de un joven de 20 años en el norte de California (EE.UU.). Brian Hawkins, de 45 años, acudió al canal de noticias KRCR de la ciudad de Redding para relatar un secreto con el que había sido "absolutamente horrible" vivir, según contó.
Tras su confesión, Hawkins acudió al Departamento de Policía local para realizar una declaración sobre su participación en la muerte de Frank McAlister, quien fue reportado como desaparecido por su familia en mayo de 1993.
"He pasado un infierno toda mi vida por culpa de esto", contó Hawkins entre lágrimas, explicando que su fe en Dios le ha ayudado a confesar el crimen. El hombre reveló que él y sus dos cómplices, los hermanos Curtis y Shanna Culver, condujeron a McAlister hasta la localidad de Shingletown para que comprase metanfetamina. Allí aprovecharon para robarle y apuñalarlo hasta la muerte.
"Lo apuñalé muchas veces", afirmó Hawkins en una declaración ante la Policía, según KRCR. El hombre también contó que Curtis tomó una piedra del suelo y la tiró sobre la cabeza de McAlister. 
El mismo día del asesinato se encontró el vehículo del joven estacionado cerca de un supermercado, donde los investigadores observaron una gran cantidad de sangre. Finalmente, el cuerpo de McAlister recién fue hallado un año más tarde por un hombre que hacía senderismo en un bosque de Shingletown.
La Policía declaró que en la investigación inicial de 1993 se sabía que Hawkins, Curtis y Shanna Culver fueron los últimos en ver vivo a McAlister, pero que en ese momento negaron estar involucrados en su desaparición, postura que mantuvieron estos 25 años.
Tras la confesión de Hawkins, el miércoles las autoridades lo arrestaron a él y a los hermanos Culver y los alojaron en la cárcel del condado de Shasta. Los detalles de sus cargos no fueron aclarados de inmediato pero trascendió que Hawkins y Curtis se declararon culpables, mientras que Shanna asegura que es inocente. 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La extraordinaria ciudad subterránea que alojó a 20.000 personas en la Edad Media

Científicos encuentran un asentamiento Vikingo bajo un aeropuerto en Noruega

Descubren que las rocas de Stonehenge no fueron trasladadas por Humanos