jueves, 6 de abril de 2017

Naia revela la vida "poco idílica" de los primeros pobladores de América


Algunos de estos grupos llegaron al continente a través del estrecho de Bering, procedentes de Siberia.



La vida de los primeros pobladores de América fue "sumamente difícil" y sufrían de hambruna a pesar de estar rodeados de abundantes recursos, según los últimos resultados de los estudios realizados al esqueleto de Naia, cuyos restos son considerados los más antiguos encontrados hasta el momento de una persona en el continente americano.
El esqueleto de Naia fue encontrado en el 2007 en la cueva subacuática Hoyo Negro, ubicada en la península mexicana de Yucatán. Se sabe que la joven murió hace unos 13.000 años, al caer en la cueva cuando tenía unos 16 años de edad.
Los nuevos estudios del esqueleto han revelado más detalles sobre Naia, como por ejemplo que en el momento de su muerte su estatura era de 152 centímetros y había sufrido una fractura en uno de sus brazos, el cual sanó antes de su deceso. Además se ha evidenciado que pudo haber dado a luz pocos meses antes de su accidente mortal.
Pero el descubrimiento más significativo es que Naia pesaba un máximo de 50,4 kilogramos cuando estaba bien alimentada, ya que a menudo pasaba épocas de carencia extrema. "Estos hallazgos proponen que la vida de los primeros pobladores de América, o por lo menos de algunos de estos grupos que llegaron a través del Estrecho de Bering, procedentes de Siberia, no fue idílica por encontrarse en una tierra nueva y abundante, sino al contrario, fue sumamente difícil y llena de carencias", afirma el Instituto Nacional de Arqueología e Historia de México.

2 comentarios:

  1. Solo los desinformados o los que no son amigos de pensar, creen que la vida en la antigüedad era casi el paraíso. para comer carne primero tenían que localizar al animal y éste no se dejaba matar así como así, si se trataba de peces, éstos no venían a ofrecerse como alimento a esos seres famélicos y harapientos y si cereales y vegetales, pues éstos no se lograban de la noche a la mañana. Sol, lluvia, frío e inclemencias del tiempo los vapuleaban a todo su sabor y de las enfermedades ya mejor ni hablamos. Definitivamente la prehistoria fue bastante difícil para el ser humano; que si llegó hasta hoy es por que es más correoso que un cuero viejo.

    ResponderEliminar
  2. Que aquello no era el paraíso , ya lo suponíamos ...

    ResponderEliminar