domingo, 21 de agosto de 2016

¿Ataque Zombie?: Un joven mata a una pareja y se come la cara de una de sus víctimas

una pareja posando con un pescado en la mano en una lancha

Esta es la increíble historia de un adolescente que atacó de forma aleatoria a una pareja en estados unidos. La policía no sabe exactamente la causa. Al llegar al lugar de los hechos vieron como el joven con el torso desnudo le mordía la cara a su victima. 




El pasado 15 de agosto Austin Harrouff, un estudiante de la Universidad Estatal de Florida, allanó la vivienda del matrimonio Stevens en Tequesta (Florida, Estados Unidos) y asesinó a ambos cónyuges. Cuando la Policía apareció en el lugar de los hechos, Michelle Mishcon Stevens ya había fallecido acuchillada, mientras que el joven de 19 años, con el torso desnudo, estaba mordiendo el rostro de su marido, John Stevens. Tenia una increíble fuerza que fueron necesarios varios agentes de Policía, disparos con pistolas paralizantes y un perro para reducir finalmente al adolescente, escribe el diario norteamericano 'Miami Herald'.


Harrouff no parecía tener ningún vínculo con la familia Stevens y, hasta el momento, no había estado implicado en ningún caso criminal, con lo cual su conducta, aparentemente aleatoria, desconcertó "incluso a los detectives más duros". El periódico español 'ABC' cita al 'sheriff' William Snyder, quien reconoce que "en este caso, no podemos establecer un motivo" porque "no sabemos lo que pasó por la mente" del atacante.
atacante del matrimonio
Atacante del matrimonio
El adolescente estaba cenando con su familia en un bar deportivo cuando, de repente, se marchó corriendo del establecimiento. Tras caminar durante varios kilómetros se encontró con la pareja Stevens y un vecino sentados en su garaje con la puerta abierta. Al parecer, el joven acabó con la vida de la pareja con un cuchillo y otros objetos que encontró en el lugar e hirió a un vecino —identificado por un canal de televisión como Jeff Fisher— quien, tras su vano intento de detener al atacante, escapó y llamó al servicio de emergencias.

¿Acaso era un zombie?, no lo creo, tal vez un demente, pero no es el único en su tipo. Se han visto algunos casos sorprendentes en los que desgraciadamente el atacante abre el cuerpo y se come hasta las tripas. U otros en donde la policía se ve en la necesidad de asesinar a tiros al descontrolado hombre porque no pueden detenerlo. Todos estos hechos documentados en YouTube.
Los investigadores han realizado pruebas a Austin Harrouff para conocer si actuó bajo la influencia de algún tipo de estupefaciente o droga sintética como la denominada Flakka, asociada a comportamientos psicóticos y brotes violentos. "En algún momento tendremos un análisis completo y sabremos exactamente qué sustancia tenía en la sangre", indicó Snyder, quien señaló que el criminal estaba lo suficientemente consciente para facilitar un nombre falso mientras la Policía le trasladaba a un centro sanitario.

Te puede interesar: ¿Porque se torno de color verde el agua de las piscinas olímpicas?


No hay comentarios.:

Publicar un comentario