martes, 19 de abril de 2016

Las estrategias que pueden ayudar a sobrevivir a una extinción masiva


Hace alrededor de 250 millones de años la Gran Mortandad borró de la faz de la Tierra a numerosas especies. No obstante, algunos reptiles mamiferoides crearon su propia estrategia para sobrevivir.

Te puede interesar: ¿Cuál es la razón por la que las personas experimentamos episodios de 'déjà vu'?




Un equipo internacional de paleontólogos ha demostrado que los antiguos antepasados de los mamíferos, conocidos como terápsidos, lograron sobrevivir a la extinción masiva del Pérmico-Triásico, o la Gran Mortandad, al adaptarse de manera peculiar a las severas condiciones climáticas. Los animales disminuyeron sus expectativas de vida para reproducirse a edades más tempranas que sus predecesores, según informa el portal Phys.org.

Los científicos examinaron la microestructura de los huesos de los terápsidos a partir de fósiles encontrados en la cuenca del Karoo, Sudáfrica, para descubrir cómo sus patrones de crecimiento fueron afectados por la extinción.

Te puede interesar: Hallan un "monstruo cósmico" 17.000 millones de veces más grande que el Sol




Al examinar los fósiles de los listosaurios, un género extinto de terápsidos dicinodontos del período Triásico Inferior, los arqueólogos llegaron a la conclusión de que casi todos los restos del período posterior a la extinción masiva pertenecían a animales de 2 o 3 años de edad, lo cual implica que se reproducían cuando todavía eran bastante jóvenes.

Antes de la Gran Mortandad estas especies medían hasta dos metros de longitud y tenían una expectativa de vida de alrededor de 13 o 14 años. Sin embargo, después de la extinción masiva del Pérmico-Triásico su tamaño se redujo hasta el de un perro grande, en parte debido al acortamiento de la duración de la vida. Según los investigadores, cuyo estudio ha sido publicado en la revista 'Scientific Reports', las adaptaciones incrementaron las posibilidades de supervivencia de los listosaurios en un 40% en el entorno impredecible que quedó después de la extinción.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario