martes, 22 de diciembre de 2015

Los seres humanos provocaron un nefasto cambio en la Tierra hace 6.000 años

Hace 6.000 años la influencia del ser humano inició un cambio irreversible en otros seres vivos, que se vieron obligados a adaptarse o a resignarse a desaparecer.

El aumento de la población y el desarrollo de la agricultura son dos de los motivos que han modificado la distribución de los hábitats de los animales y de las plantas en todo el planeta. Según el portal Smithsonian, la segregación de las especies es mucho más profunda, lo que ha derivado en una nueva etapa en la evolución global.

Te puede interesar: Los cinco drones más letales de todos los tiempos.
En esta nueva era, el antropoceno, el hombre pasó a ser una fuerza capaz de realizar cambios fundamentales para la vida en el planeta.
De esta manera, estudios comparativos del presente y de los rastros encontrados en los fósiles han permitido cambiar el patrón para entender la vida en el planeta tal y como se propagó durante más de 300 millones de años.

Te puede interesar: Científicos tratan de recrear el Vino de la época de Jesús
Así, las tradicionales especies de animales encontradas durante todo ese tiempo se volvieron cada vez más escasas. Mientras tanto, hace 6.000 años la actividad humana se empezó a expandir y se hizo dependiente de la agricultura, lo que derivó en la segregación de los demás seres vivos.
"Hay una estructura de comunidad que está cambiando de una manera en la que no lo había hecho antes y eso parece estar asociado con los humanos", explica Erle Ellis, profesor de Geografía y de Sistemas Medioambientales en la Universidad de Maryland.

Te puede interesar: ¿Por qué los españoles gastan tanto en Navidad?
Por su parte, el paleoecologista Gregory Deitl sostiene que el cambio de un patrón de pensamiento de 300 millones de años demuestra que se vive en un nuevo mundo. Además, asegura que frente a los cambios climáticos y a la creciente segregación, las especies se volvieron más vulnerables, por lo que podrían extinguirse, dado que el ser humano destruyó y fragmentó sus hábitats.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario