Ir al contenido principal

Supervivientes de Hiroshima y Nagasaki cuentan horribles recuerdos


"En la fábrica encontramos el cuerpo de nuestro padre. Parecía como si su rostro muerto se estuviera riendo". Así de horrorosos son los recuerdos de algunos de los japoneses que fueron testigos del ataque atómico de EE.UU.




Un día como hoy de hace 72 años, el 6 de agosto de 1945, una bomba atómica explotó a 576 metros sobre el cielo de Hiroshima, la primera ciudad japonesa en ser atacada por las armas nucleares de EE.UU. al final de la Segunda Guerra Mundial. Tres días después, Washington lanzó una segunda bomba sobre Nagasaki.


Las bombas atómicas destruyeron las dos ciudades y actualmente se estipula en más de 450.000 personas el saldo de fallecidos directos en ambos ataques y como consecuencia de las enfermedades que causó la radiación. Ahora las víctimas del primer ataque con bomba nuclear de la historia cuentan a RIA Novosti su escalofriante experiencia.

Quemamos a nuestro padre en una hoguera

"Por todos lados yacían amontonados y en desorden cuerpos calcinados. Estaban hinchados y parecían muñecos de goma. En sus caras quemadas destacaba el blanco de los ojos", recuerda uno de los supervivientes, Yoshiro Yamawaki. Al día siguiente de la explosión, Yoshiro y sus hermanos fueron a buscar a su padre.
"Vimos sobre el puente hileras de hombres muertos que estaban parados de pie a ambos lados de una barandilla. Murieron de pie. Seguían estando de pie con la cabeza inclinada, como en oración. Cuerpos muertos flotaban por el río", relata.
"En la fábrica encontramos el cuerpo de nuestro padre. Parecía como si su rostro muerto se estuviera riendo. Los adultos de la fábrica nos ayudaron a cremar el cuerpo. Quemamos a nuestro padre en la hoguera, pero no nos atrevimos a decirle a nuestra madre todo lo que vimos y experimentamos", continúa Yoshiro Yamawaki.

Papas con huesos humanos

"Cuando estalló la bomba, yo estaba en el jardín de la escuela. Dos kilómetros y medio me separaban de [el foco de] la explosión. La zona en el otro lado del río quedó completamente destruida", cuenta Reiko Yamada, que entonces tenía 11 años.
"Desde allí, la gente huía hacia nosotros, todo el camino estaba abarrotado. Sin asistencia médica, esas personas —una a una— murieron en el camino bajo los abrasadores rayos de sol", asevera.
"Para limpiar el camino, montones de cadáveres fueron rastrillados como basura y quemados en el patio de nuestra escuela. También quemaron cadáveres en los patios de otras escuelas y en descampados. Olía a carne quemada por toda la ciudad", constata Yamada.
"En la primera primavera tras la guerra en el patio de nuestra escuela plantaron patatas dulces. Pero cuando comenzaron a cosecharlas empezaron a oírse gritos: junto con las papas en la tierra aparecieron huesos humanos. No pude comer esas papas a pesar del hambre", mantiene.
"Es muy importante liberar al mundo de las armas nucleares, ¡Por favor, háganlo!", exhorta Sadao Yamamoto, otra superviviente cuyo tío murió repentinamente a causa de una enfermedad provocada por la radiación.
El bombardeo atómico de Hiroshima y Nagasaki es el único caso en la historia en el que se utilizaron armas nucleares durante una guerra. Casi medio millón de personas fueron sacrificadas para fines políticos: obligar a la URSS a entrar en guerra con Japón y forzar a Japón a capitular en la Segunda Guerra Mundial, y al mismo tiempo asustar a la Unión Soviética y al mundo entero demostrando el poder de un arma fundamentalmente nueva de Estados Unidos.

Comentarios

  1. Verdaderamente esas armas nucleares no deberían utilizarse ni en las guerras ni en ninguna otra parte.

    ResponderEliminar
  2. se deven utilizar como enegia para beneficio humano como reactores pero con mas responsabilidad que la actual.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Antropólogos descubren qué unía a los humanos antes de la aparición de las religiones

Los investigadores de una universidad londinense suponen que intercambio de los cuentos tradicionales de pueblos antiguos servía como un instrumento universal para establecimiento de relaciones entre tribus diferentes.



Antropólogos del University College londinense revelan que las historias y mitos de los pueblos antiguos servían como medio de unir a la población, concluye un estudio publicado el 5 de diciembre en la revista Nature Communications. Muchos antropólogos aceptan la teoría que religiones aparecieron con el objetivo de mantenimiento del orden social y el fortalecimiento de los vínculos entre miembros. Sin embargo, según avanza este estudio, los pueblos antiguos tenían otras formas de entablar relaciones, puesto que las primeras religiones aparecieron hace unos 13.000-15.000 años. Uno de los coautores del trabajo de la universidad británica, Andrea Migliano, estudió junto a su equipo la vida de una tribu indígena de Filipinas, los agta: son cazadores y recolectores y viven a…

Hallan un animal troglodita de género totalmente desconocido

El 'Turkmenocampa mirabilis' mide apenas milímetros de largo, es pálido, carece de ojos y sus parientes más cercanos pertenecen a la clase de los artrópodos hexápodos.



Los científicos han hallado especímenes de un ser vivo que no se corresponde con ningún género animal antes conocido. Se trata de un troglodita 'mirabilis' y fue encontrado  en la cueva de Kaptarhana, en Turkmenistán, informa un estudio publicado en 'Subterranean Biology'. La primera criatura terrestre estrictamente subterránea registrada en ese país fue descubierta en cavidades al pie del monte Koytendag, una zona desértica que, según los expertos, podría albergar muchas otras especies desconocidas. De acuerdo con los investigadores, la pequeña criatura, bautizada como 'Turkmenocampa mirabilis' -que significa 'maravillosa criatura de Turkmenistán'-, es de sólo unos milímetros de largo. Pálida y sin ojos, su aspecto es similar al de ciertos insectos y sus parientes más cercanos ve…

El material de muchas armas de la Edad del Bronce era de origen extraterrestre

Un estudio afirma que gran parte del hierro usado en armas y artefactos de la Edad del Bronce proviene de meteoritos. Esto explicaría cómo nuestros antepasados pudieron usarlo sin recurrir a la fundición.


El científico francés Albert Jambon ha conseguido a través de análisis geoquímicos indentificar los artefactos de la Edad del Bronce que fueron hechos a partir de metales extraterrestres. Los resultados de su investigación fueron publicados en la revista Journal of Archaeological Science. Al estudiar las proporciones de hierro, cobalto y níquel presentes en la composición de los artefactos, el científico creó un sistema para diferenciar el hierro producido a través de la fundición de mineral y el hierro 'prefabricado' de origen meteórico. Los meteoritos ya eran conocidos como una importante fuente de hierro, pero la comunidad científica todavía no sabía con seguridad en qué medida en que el hierro meteórico contribuyó a la creación de objetos en la Edad del Bronce. Artefactos…