lunes, 24 de abril de 2017

Vuelve a la vida en EE.UU. un legendario 'carro de combate volante' soviético


La dirección de un museo aeronáutico de Arizona asegura que pronto podrá exhibir un avión de ataque que se destacó en la ruptura del sitio de Leningrado en 1944.



Los empleados del Museo Aeroespacial de Pima, situado cerca de la ciudad estadounidense de Tucson (Arizona) se dedicaron a restaurar una aeronave única en el continente americano. El avión de ataque Ilyushin Il-2 que habían recibido de la familia de un difunto coleccionista, es una de las pocas unidades conservadas de este modelo, aunque fabricado en serie durante la II Guerra Mundial.
La historia del avión, que prometen enseñar al público lo antes posible, es muy ejemplar. Fue derribado y se hundió en un lago de la provincia de Leningrado el día siguiente de la histórica ofensiva contra las tropas alemanas del 27 de enero de 1944, que puso fin al asedio que esta heroica ciudad (actual San Petersburgo) había sufrido durante 872 días.
Supuestamente los tripulantes sobrevivieron a aquel accidente, pero el propio Il-2 estuvo en el fondo del lago hasta los comienzos de los años 1990. En aquel entonces lo pudieron extraer para luego venderlo al mencionado ciudadano estadounidense. La construcción peculiar del aparato ha contribuido a su buen estado de conservación tras las décadas en el agua.
"Su diseño es único", destacó en declaraciones a la BBC el director del museo de Pima, James Stemm. "La parte adyacente a la cabina y el motor es una placa de acero gruesa y no aluminio", por lo que parece "más una caldera que un aeroplano". Y también por eso la aeronave merecía el apodo de 'carro de combate volante'.
Fue necesario equilibrar el fuselaje pesado con otras partes más ligeras, explicó el responsable. Para economizar los materiales estratégicos y para que el avión pudiera llevar más municiones, los constructores tuvieron que proporcionarle las alas y la cola hechas de chapa de madera. Mientras que aquellas partes se pudrieron, se ha podido recuperar la hélice y el motor original. No se conservó la ametralladora, pero los expertos de Arizona esperan poderla recrear.
Stemm no tiene ilusiones de que un día pueda hacerlo despegar de la pista. No obstante, una restauración similar realizada en la ciudad rusa de Samara en el 2011 permitió volver completamente operable otro Il-2 de la Segunda Guerra Mundial, que realizó algunos vuelos con las partes de madera completamente sustituidas. 

1 comentario:

  1. Sería muy hermoso lograr este propósito. El Iliushin IL-2 Stormovich fue un "caballo de batalla " soviético de la II GM. Un tanque volante que ayudó a aniquilar las tropas blindadas Nazis.Inclusive el ejemplar señalado debe tener su propia historia de combate antes de ser derribado, supongo.Felicitaciones !!

    ResponderEliminar