Ir al contenido principal

Un zancudo, que se pensaba extinto desde hace 50 años, sigue habitando el planeta.

Informa'Daily Mail'.

En ocasiones los grandes hallazgos llegan por casualidad y sin tener que ir a buscarlos: es el caso de una bióloga británica a la que un inesperado 'redescubrimiento' entró volando por la ventana.


A la bióloga británica Liza Fowler, del proyecto Bugs on the Brink, se le debe un impactante redescubrimiento: el zancudo de Basilewsky, que se pensaba extinto desde hace unos 50 años, sigue habitando el planeta, informa 'Daily Mail'. El hallazgo ha tenido lugar en Santa Elena, una isla británica del océano Atlántico ubicada a más de 2.800 kilómetros de distancia de la costa occidental de Angola (África).

Este "golpe de suerte" casual, cuenta Fowler, se produjo cuando el insecto entró volando por la ventana de su vehículo mientras se encontraba en el monte High Peak y se posó sobre ella. La bióloga forma parte de un grupo de investigación encargado de analizar la fauna y la flora del lugar.

Te puede interesar: ¿Quién es la 'niña fantasma' que aparece en varias fotos antiguas?



La isla, apodada 'la Galápagos del Atlántico Sur' por encontrarse sumamente aislada, alberga un importante número de plantas y animales únicos y fascinantes que no se encuentran en ningún otro país y que evolucionan de forma independendiente al resto del mundo. En total, hay un total de 400 especies invertebradas endémicas.
"Desgraciadamente, la mayoría de los nuevos insectos no significan tan buenas noticias para la isla, ya que son invasores de otros lugares y pueden llegar a ser perjudiciales para los insectos indígenas, la flora o los cultivos", sentencia Fowler.

Te puede interesar: Inesperado descubrimiento en el centro de nuestra galaxia impacta a los científicos

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Antropólogos descubren qué unía a los humanos antes de la aparición de las religiones

Los investigadores de una universidad londinense suponen que intercambio de los cuentos tradicionales de pueblos antiguos servía como un instrumento universal para establecimiento de relaciones entre tribus diferentes.



Antropólogos del University College londinense revelan que las historias y mitos de los pueblos antiguos servían como medio de unir a la población, concluye un estudio publicado el 5 de diciembre en la revista Nature Communications. Muchos antropólogos aceptan la teoría que religiones aparecieron con el objetivo de mantenimiento del orden social y el fortalecimiento de los vínculos entre miembros. Sin embargo, según avanza este estudio, los pueblos antiguos tenían otras formas de entablar relaciones, puesto que las primeras religiones aparecieron hace unos 13.000-15.000 años. Uno de los coautores del trabajo de la universidad británica, Andrea Migliano, estudió junto a su equipo la vida de una tribu indígena de Filipinas, los agta: son cazadores y recolectores y viven a…

Hallan un animal troglodita de género totalmente desconocido

El 'Turkmenocampa mirabilis' mide apenas milímetros de largo, es pálido, carece de ojos y sus parientes más cercanos pertenecen a la clase de los artrópodos hexápodos.



Los científicos han hallado especímenes de un ser vivo que no se corresponde con ningún género animal antes conocido. Se trata de un troglodita 'mirabilis' y fue encontrado  en la cueva de Kaptarhana, en Turkmenistán, informa un estudio publicado en 'Subterranean Biology'. La primera criatura terrestre estrictamente subterránea registrada en ese país fue descubierta en cavidades al pie del monte Koytendag, una zona desértica que, según los expertos, podría albergar muchas otras especies desconocidas. De acuerdo con los investigadores, la pequeña criatura, bautizada como 'Turkmenocampa mirabilis' -que significa 'maravillosa criatura de Turkmenistán'-, es de sólo unos milímetros de largo. Pálida y sin ojos, su aspecto es similar al de ciertos insectos y sus parientes más cercanos ve…

El material de muchas armas de la Edad del Bronce era de origen extraterrestre

Un estudio afirma que gran parte del hierro usado en armas y artefactos de la Edad del Bronce proviene de meteoritos. Esto explicaría cómo nuestros antepasados pudieron usarlo sin recurrir a la fundición.


El científico francés Albert Jambon ha conseguido a través de análisis geoquímicos indentificar los artefactos de la Edad del Bronce que fueron hechos a partir de metales extraterrestres. Los resultados de su investigación fueron publicados en la revista Journal of Archaeological Science. Al estudiar las proporciones de hierro, cobalto y níquel presentes en la composición de los artefactos, el científico creó un sistema para diferenciar el hierro producido a través de la fundición de mineral y el hierro 'prefabricado' de origen meteórico. Los meteoritos ya eran conocidos como una importante fuente de hierro, pero la comunidad científica todavía no sabía con seguridad en qué medida en que el hierro meteórico contribuyó a la creación de objetos en la Edad del Bronce. Artefactos…