Ir al contenido principal

La verdad sobre el caso del barco de EE.UU. que "se hizo invisible y viajó en el tiempo"


Una leyenda de los teóricos de la conspiración sostiene que marinos de un barco lograron su invisibilidad en 1943 con un generador de campos electromagnéticos.




Teóricos de conspiración defienden una leyenda, según la cual, en el verano de 1943, en plena Segunda Guerra Mundial, el destructor de escolta de clase Cannon de la Armada de Estados Unidos USS Elridge, logró volverse invisible y teletransportarse, recuerda Gizmodo. 
Según esta leyenda ampliamente compartida, aquellos militares trataron de lograr la invisibilidad de la nave con un generador de campos electromagnéticos, lo que habría de demostrar en la práctica la teoría del campo unificado de Albert Einstein.
El 22 de julio de 1943 los generadores habrían activado un campo electromagnético haciendo que el buque desapareciera durante unos minutos. El segundo intento habría tenido lugar el 28 de octubre, cuando todo el barco desapareció y apareció en la base de la marina en Norfolk, a 600 kilómetros de distancia y 15 minutos en el pasado. Después habría vuelto a desaparecer, reapareciendo en Philadelphia.

Te puede interesar: Robots capaces de matar sin orden humana podrían ser una realidad en el futuro



Presuntamente, en el segundo intento los marineros sufrieron esquizofrenia, por lo que el supuesto proyecto 'Experimento Philadelphia' para demostrar la teoría de Einstein fue suspendido.
La Oficina de Investigación Naval de la Marina negó en 2000 que existiera un programa semejante sobre invisibilidad. "La Oficina de Investigación Naval (ONR) ya ha explicado que el uso de campos de fuerza para hacer que un barco y su tripulación se hagan invisibles no se ajusta a las leyes conocidas de la física. La ONR también asegura que la teoría de campo unificado del Dr. Albert Einstein nunca ha podido completarse", reza la nota publicada por Naval History & Heritage, citada por Gizmodo. ¿Qué fue  entonces lo que pasó con aquel barco en realidad?


La verdad sobre el USS Elridge 

Un marino mercante llamado Carl Meredith Allen y que, presuntamente, vio desaparecer al USS Elridge desde su barco, el SS Andrew Furuseth, describió el supuesto experimento -sin aportar ninguna prueba- en sus cartas al ufólogo Morris Jessup, que incluyó su testimonio en su libro 'El Caso de los OVNIS'.

Te puede interesar: ¿Qué son las ondas gravitacionales? Le ofrecemos una explicación simple aplaudida por la Red



"El Experimento Philadelphia es una complicada mezcolanza de la febril imaginación de Allen, la credulidad de Jessup, hechos reales y habladurías de marineros", escribe Gizmodo. Según los registros oficiales, el barco fue botado el 25 de julio de 1943 y entró en servicio en el Astillero Naval de Nueva York el 27 de agosto de 1943.
Sin embargo, de hecho, en los años 40 EE.UU. experimentaba en los buques USS Elridge y USS Engstrom un sistema 'de invisibilidad' que tenía por objetivo reducir el campo magnético del buque para que no fuera detectado por el enemigo. El hecho de que los marineros hablaran sobre la posibilidad de hacer el barco 'invisible' podría hallarse en el origen de las habladurías, conjetura el portal.
Edward Dudgeon, uno de los marineros que se encontraban a bordo del USS Elridge, da su versión sobre la historia de 'desaparición' del barco. Según él, el USS Elridge recaló en la base de Norfolk para aprovisionarse, pero regresó a Philadelphia en tan solo seis horas. Según las cartas de navegación de la zona, la nave no pudo hacerlo en tan poco tiempo, porque había que evitar submarinos nazis. Sin embargo, según Dudgeon, el barco utilizó el canal Chesapeake & Delaware, lo que le permitió llegar rápido a Philadelphia.

Te puede interesar: Descubren la razón que se oculta detrás de la calvicie

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Antropólogos descubren qué unía a los humanos antes de la aparición de las religiones

Los investigadores de una universidad londinense suponen que intercambio de los cuentos tradicionales de pueblos antiguos servía como un instrumento universal para establecimiento de relaciones entre tribus diferentes.



Antropólogos del University College londinense revelan que las historias y mitos de los pueblos antiguos servían como medio de unir a la población, concluye un estudio publicado el 5 de diciembre en la revista Nature Communications. Muchos antropólogos aceptan la teoría que religiones aparecieron con el objetivo de mantenimiento del orden social y el fortalecimiento de los vínculos entre miembros. Sin embargo, según avanza este estudio, los pueblos antiguos tenían otras formas de entablar relaciones, puesto que las primeras religiones aparecieron hace unos 13.000-15.000 años. Uno de los coautores del trabajo de la universidad británica, Andrea Migliano, estudió junto a su equipo la vida de una tribu indígena de Filipinas, los agta: son cazadores y recolectores y viven a…

El material de muchas armas de la Edad del Bronce era de origen extraterrestre

Un estudio afirma que gran parte del hierro usado en armas y artefactos de la Edad del Bronce proviene de meteoritos. Esto explicaría cómo nuestros antepasados pudieron usarlo sin recurrir a la fundición.


El científico francés Albert Jambon ha conseguido a través de análisis geoquímicos indentificar los artefactos de la Edad del Bronce que fueron hechos a partir de metales extraterrestres. Los resultados de su investigación fueron publicados en la revista Journal of Archaeological Science. Al estudiar las proporciones de hierro, cobalto y níquel presentes en la composición de los artefactos, el científico creó un sistema para diferenciar el hierro producido a través de la fundición de mineral y el hierro 'prefabricado' de origen meteórico. Los meteoritos ya eran conocidos como una importante fuente de hierro, pero la comunidad científica todavía no sabía con seguridad en qué medida en que el hierro meteórico contribuyó a la creación de objetos en la Edad del Bronce. Artefactos…

Encuentran geoglifos antiguos cerca de la macabra Montaña de los Muertos de Rusia

El investigador que descubrió estos gigantescos dibujos en el suelo de la taiga rusa afirma que pertenecen al periodo del Neolítico.



Un investigador afirma haber encontrado unos gigantescos geoglifos pertenecientes al Neolítico en los montes Urales rusos, informa Ria Novosti. Valentín Degtyarev descubrió en el área del paso Diátlov unos patrones geométricos en el suelo que parecen "cometas y aves" analizando imágenes de satélite de Google Earth. "Se ha localizado en imágenes satelitales el geoglifo más antiguo de la región de Sverdlovsk. Lo más interesante es que este sorprendente monumento del Neolítico -creo que es una valoración bastante acertada- no fuera encontrado antes por nadie. Se ubica a solo 60 kilómetros al sudeste del trágicamente famoso paso Diátlov", escribió el investigador en su blog. Según Degtyarev, el tamaño de su descubrimiento es de unos 10 kilómetros de largo y unos 5 kilómetros de ancho. Cometas, meteoros y aves "Todas las figuras, y ha…