Ir al contenido principal

Arqueólogos rusos hallan en Ecuador la que podría ser la cerámica más antigua de América


Los artefactos, de cerca de 6.000 años de edad, permitirán reconsiderar el esquema conocido del desarrollo de las culturas antiguas en la América del Pacífico y la región Asia-Pacífico, o crear un nuevo.



En el marco de una expedición en Ecuador, arqueólogos de la Universidad Federal del Lejano Oriente de Rusia (DVFU, por sus siglas en ruso) junto con sus colegas de la Escuela Superior Politécnica del Litoral (ESPOL) han descubierto en el antiguo asentamiento de Real Alto una capa cultural que representa las primeras etapas de uno de los monumentos más significativos de la historia antigua del Nuevo Mundo.
Los objetos de piedra y cerámica tienen una edad aproximada de 6.000 años, pertenecen a la poco estudiada cultura de San Pedro y permitirán aclarar su lugar en la historia de la América precolombina.
"Las excavaciones han demostrado que la cultura de San Pedro existió simultáneamente con las primeras etapas de la cultura Valdivia o, tal vez, la precedió.
Hemos identificado su contexto y la edad aproximada estratigráfica, y nuestros colegas japoneses de la Universidad de Tohoku tomaron muestras de hollín para hacer la datación por radiocarbono", explicó el jefe de la expedición, director del Museo de Investigación Científica de la Facultad de Humanidades de la DVFU, Alexánder Popov.
"La cerámica es un método de identificación que puede mostrar la historia étnica, las peculiaridades de la estructura económica; contiene una variedad de información sobre el desarrollo de la población antigua, la migración de la tecnología y la cultura.
Los nuevos materiales nos permitirán reconsiderar lo conocido o crear un nuevo esquema para el desarrollo de las culturas antiguas a escala de la América del Pacífico y la región Asia-Pacífico", agregó Popov.

El proyecto

Los arqueólogos rusos trabajan en Ecuador desde el 2014. El proyecto científico estudia las culturas antiguas de la costa del Pacífico y se lleva a cabo en asociación con ESPOL.
El objetivo principal es comparar la adaptación humana a los cambios ambientales en la antigüedad en los lados opuestos del océano: en las costas de América del Sur y Asia Oriental.
Paralelamente, las investigaciones se llevan a cabo en el sur de la región de Primorie (Lejano Oriente de Rusia).

Comentarios

  1. Entre más avanzamos en el tiempo, más sabemos de nuestro pasado, gracias a la investigación científica seria y responsable. Sea sin necesidad de rezar ni darle de comer a los cura y pastores.

    ResponderEliminar
  2. Entre más avanzamos en el tiempo, más sabemos de nuestro pasado, gracias a la investigación científica seria y responsable. Sea sin necesidad de rezar ni darle de comer a los cura y pastores.

    ResponderEliminar
  3. Que tienen que ver con esto los curas y pastores?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

La extraordinaria ciudad subterránea que alojó a 20.000 personas en la Edad Media

Científicos encuentran un asentamiento Vikingo bajo un aeropuerto en Noruega

Descubren que las rocas de Stonehenge no fueron trasladadas por Humanos