martes, 9 de mayo de 2017

El hombre que estuvo más cerca del centro de la explosión de Hiroshima sobrevivió 37 años


Eizo Nomura murió a los 84 años en 1982. Fue el sobreviviente que estuvo más próximo al hipocentro de la bomba atómica lanzada por EE.UU.: tan solo 170 metros.



El japonés Eizo Nomura fue el sobreviviente del ataque atómico a la ciudad de Hiroshima que se encontraba más cerca de su hipocentro en el momento de la explosión. Estaba a solo 170 metros, asegura la universidad de la ciudad nipona. Y sobrevivió para contarlo. Nomura vivió hasta los 84 años de edad: falleció en 1982, 37 años después de la tragedia.
Preocupado por la carrera nuclear de aquellos años, en 1972 Nomura empezó a escribir sus memorias sobre el tristemente famoso ataque, las cuales están ahora en posesión de su hijo. 
El 6 de agosto de 1945 Eizo Nomura, que tenía entonces 47 años de edad, acudió a su trabajo en la Unión de racionamiento de combustible de la Prefectura de Hiroshima. El edificio en que trabajaba estaba reforzado debido a la amenaza de terremotos, por lo que no se hundió completamente en el momento de la explosión de la bomba atómica, que cayó a 170 metros del lugar. Sin embargo, la explosión destruyó todo lo que alcanzó. 
En el momento del lanzamiento de la bomba Nomura se encontraba en la única parte del edificio que sobrevivió a la devastación: el sótano, donde estaba buscando algunos papeles para su trabajo. Además, el techo de cemento de la habitación subterránea lo protegió en cierta medida de la exposición a la radiación. Con todo, sufrió los efectos severos del envenenamiento radiactivo como fiebre, diarrea y el sangado de encías entre otros.
El japonés logró escapar del edificio pese al feroz fuego y el espeso humo. En total, 8 de las 37 personas que estaban dentro lograron escapar. Pero Nomura fue el último sobreviviente.
Según la información del Centro Mediático para la Paz en Hiroshima, hacia 1972, solo 78 personas de las que se hallaban dentro de una radio de 500 metros alrededor la explosión pudieron salir con vida. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario