martes, 16 de febrero de 2016

La Marina de EE.UU. enseña de nuevo a navegar en base a las estrellas

Informa 'The Washington Post'

Las computadoras sustituyen cada vez más a la navegación astronómica. Sin embargo, ante la amenaza de 'hackers' EE.UU. ha comenzado nuevamente a enseñarles a los marineros a navegar siguiendo las estrellas.




A medida que avanzan las tecnologías de posicionamiento global como el GPS o el GLONASS la dependencia de las personas que usan estos sistemas en su día a día también aumenta. El uso de navegadores de auto para llegar al lugar indicado o de aplicaciones de taxis que detectan la ubicación del cliente se ha vuelto cada vez más común, razón por la que, si la tecnología falla, nuestros planes también pueden verse afectados.
Sin embargo, los riesgos son significativamente mayores cuando se requiere pilotar un avión de combate o dirigir un portaviones, razón por la cual la Academia Naval de Estados Unidos ha decidido comenzar una vez más a enseñarles a los marineros a navegar tomando como referencia las estrellas.
Teniendo en cuenta que los 'hackers' son cada vez más eficaces a la hora de infiltrarse en las redes computacionales, la Armada estadounidense teme que sus equipos puedan ser objeto de ataques cibernéticos, que podrían dejar inservibles estos sistemas vitales, informa 'The Washington Post'.

Te puede interesar: Científicos suizos desarrollan un guepardo robótico



"Nos alejamos de la navegación astronómica porque las computadoras son geniales", afirma Ryan Rogers, vicepresidente del Departamento de náutica y navegación de la academia, cita el periódico. Sin embargo, "el problema es que no hay ningún respaldo".
¿Es tan precisa la navegación astronómica?, cabe preguntarse. Considerando que hay un amplio margen para el error humano, especialmente teniendo en cuenta el hecho de que la navegación celeste todavía requiere el uso de un sextante, una brújula, y un mapa como los antiguos exploradores, parece un poco inestable, pero es totalmente de fiar.
Según la Asociación de Pilotos y Propietarios de Aeronaves (AOPA, por sus siglas en inglés), la asociación de aviación más grande de EE.UU., un navegante celeste bien entrenado puede computar con rapidez los datos del cielo para llevar su avión o barco casi a cualquier lugar con un margen de error que roza los dos minutos.

Te puede interesar: Desarrollan un método revolucionario de detección temprana

No hay comentarios.:

Publicar un comentario